viernes, 19 de agosto de 2011

Capitulo 13.

FELIZ NAVIDAD!, me dije a mi misma al sonar el despertador, son las diez, hoy iremos a casa de mi abuela, su casa es enorme también irán mis primos y tíos. Hoy no e dormida nada ya que Lu no ha parado de llorar, es el inconveniente al tener al lado la habitación de invitados. Seguramente como está mi hermano y es Navidad mi padre habrá echo chocolate y churros. Me pongo una chaqueta encima del pijama ya que hace mucho frío y bajo a la cocina, donde ya están todos esperándome y adivinar que hay para desayunar...chocolate con churros. Me siento en la silla y empezamos a desayunar. Cuando acabamos Lu tenía toda la cara llena de chocolate, y también dijo alguna que otra palabra, bueno si se puede llamar palabra, algo extraño....
-Bueno hija vamos a por los regalos- Todos salimos de la cocina, mis padres van a su dormitorio, mi hermano va a su bolsa de viaje y yo voy a mi armario donde guardo mis regalos, aunque mi hermano me dijo que no hacia falta que les comprara regalos se los e comprado, en total 5 regalos, para mi madre, para mi padre, mi hermano, su mujer y Lu. Bajo corriendo las escaleras y me siento en el sofá del salón. Empiezo yo ya que estoy impaciente por que vean mis regalos, a mi madre le e regalado un bolso de piel marrón, le encantan los bolsos, a mi padre una colonia ya que nunca lleva, a Lu le e comprado un vestido monisimo de verano, es blanco con limones, a mi hermano otra colonia, ya que no se me ocurría nada, y a su mujer un collar precioso, iba a quedármelo yo... pero como no tenia regalo, pues para ella. Todos me dieron las gracias. Mis padres me regalaron tres camisetas, estaban chulisimas y mi hermano y su mujer unos tacones preciosos eran negros con brillantes. Todos subimos para arreglarnos, yo me puse un vestido rosa claro, con una chaqueta rosa un poco más fuerte
esta vez me eché solamente rimel. Me alisé el pelo, me costó bastante tiempo ya que lo tenia muy rizado, pero terminé, bajé y me estaban esperando ya, también hace mucho que no veo a mi familia porque viven lejos, nosotros nos mudamos hace 5 años, ellos se quedaron allí, está a una hora, cogi mis cascos y me los puse, mientras íbamos en coche. Me sonó el móvil, paré la música, era Marcos:
-Feliz Navidad princesa- Me dijo como si no hubiese pasado nada.
-Igualmente, has estado muy perdido tu, no?
-Pues e estado buscándole un regalo a mi novia, seguro que le gustará, me paso a las 4 y algo por tu casa?
-Espera...-Tapó la parte de la voz con la mano- Mamá a que hora llegaremos?
-Sobre las cuatro, vendrán unos amigos nuestros.
-Vale- Le digo a Marcos- Hasta después-y cuelgo, le doy a play, y sigo escuchando música, mientras que le mando un mensaje a Hugo ‘’A las 6 me paso por allí?’’ Este día iba a ser muy ajetreado porque después de ir a casa de Hugo, si me dice que sí claro, iré a casa de Amelia, nos quedaremos todas a dormir, hoy iba a ser una noche muy divertida.
A que no sabéis quien estuvo dando el follon todo el camino? Si, Lu con su espectacular llanto...
Eran ya las 3 y algo, íbamos camino a casa, bueno la comida a sido como siempre comentarios como: ‘’Cuanto has crecido’’ ‘’Que guapa estás!’’ ‘’Que mayor pareces’’
‘’Y ese pirsing?’’ ‘’Que tal los novios/notas?’’ Vamos, lo típico. Mi abuela nos a dado a cada uno 50€, algún tío más también me a dado dinero... eso significa que iré de rebajas muy pronto. Cuando llego a casa me tumbo en mi cama, tengo un montón de sueños, cerraré un poco los ojos hasta que venga Marcos. Nada más despertar veo a Marcos apoyado en la puerta y una gran caja, me pregunto que será ^^
-Hola dormilona- Marcos se acerca y me besa, se sienta en mi cama.
-Vale yo primero- Digo, mientras voy al armario y cojo su regalo.
-Toma- Lo abre y primero lee la carta, no me lo puedo creer...
-Estás llorando?- Pregunto
-Si, porque gracias a ti mi vida es mejor- Me quedé sorprendidísima- Yo también te quiero- Dijo después de abrir el regalo y leer lo que pone en el osito- Muchas gracias, pero siento decirte que lo mío es muchísimo mejor.
Me da la caja, la abro y veo un vestido, que sin duda es el mejor vestido que e visto, es perfecto, en serio prefecto, y se lo digo:-
-Es perfecto- Digo asombrada.
-Lee la tarjetita- La leo y pone ‘’espero que te lo pongas mañana, en nuestra cita’’- Mañana te invito a cenar, a las 9.
-Te he dicho que eres el mejor?
-Pues no, anda pruébate el vestido- Fui al cuarto de baño y me lo puse, que quedaba como un guante, era perfecto para mí
: Salí de cuarto de baño y entré a la habitación, Marcos al parecer se quedo asombrado, no pudo pronunciar nada.
-Te gusta?- Le pregunta, aunque obviamente era que sí.
-Me encanta- Dijo acercándose a mí- Te quiero- Me dijo susurrando, haciendo que se me pusiera la piel de gallina.
-yo te quiero más- Y empezamos a besarnos, besos largos, cortos... hasta que sonó mi móvil.
-Espera- Cogí el móvil, era un mensaje, supuse que era de Hugo, y sí, lo era, decía ‘’Vale, a las 6 en mi casa, te quiero’’ miré la hora y eran las 5 y media, había pasado en tiempo volando. Le dije a Marcos que me tenía que ir, y como no me preguntó a donde no le dije que iba a ver a Hugo, el se fue primero, yo me quede en casa, cogí la caja, metí el video y la tarjeta que tanto me había costado hacer y me fui. Cuando llegué estaba Hugo sentado en el porche de su casa, con una caja, envuelta con un papel de colorines.
-Feliz Navidad- Le dije cuando llegué.
-Igualmente, que guapa-Dice, a la vez que se levantaba, después me da un beso en la mejilla, siempre lo hace y siempre siento un cosquilleo.
-Toma- Decimos los dos a la vez, abro mi regalo y veo unas conversen de un tono azul precioso:
vale, os explico porque me a regalado unas conversen, siempre llevo las mías negras, siempre, y siempre me dice que me compre otras, ya que las mías están un poco sucias y rotas, y yo siempre le digo ‘’pues cómpramelas tú’’ y lo a echo, que mono ;)
-Subimos a ver el video?- Me pregunta.
-Claro- Abre la puerta de su casa, y subimos las escaleras hasta llegar a su habitación, estaba muy desordenada, pero siempre que vengo está igual, ya estoy acostumbrada. Nos sentamos en su cama y coje su portátil, que ya estaba encendido, y pone el video que dura 39 minutos.
-Al parecer los dos tenemos una tarjeta, las leemos?-
-Vale.
-Pero en voz alta- Que vergüenza, me daba mucha vergüenza tener que leer la carta.- Empieza tu.
-Vale- Cogi la tarjeta y empecé a leerla- lo primero Feliz Navidad, te voy a hacer el mismo discursito del otro día pero en largo, que decirte Hugo? Que hemos pasando muchos momentos juntos, hemos pasado por crisis de peleas y de buenos momentos, pero me quedo con los buenos, en los que solo nos reíamos por cualquier cosa, me acuerdo cuando tu madre y la mía se conocieron, para mí fue el peor día porque no se llevaron muy bien, poco más y se matan, pero bueno, siempre has estado para ayudarme y yo a ti, espero que sigamos siendo amigos hasta... siempre? Sí, hasta siempre, vale? No me enrollo más, te quiero mucho, mucho, mucho- Acabé el final me pareció excesivo pero tenía que rellenar hueco.
-Me toca, pero a mí me da vergüenza.
-Y a mí pero lo e echo, venga que te escucho.
-Vale, pero no te rías ni me interrumpas.
-Si señor- Bromeé.
-Vale- Coje su tarjeta y empieza a leer- Voy a ser breve, solo quería decirte que eres la mejor amiga del mundo, eres la persona a la que más quiero después de mi madre, claro está, que cuando te conocí no sabía que ibas a ser tan importante para mí, y espero que lo sigas siendo para siempre- Mientras me hablaba se iba acercando un poco más, hasta que nuestros hombros se estaban rozando- te quiero un montón, ya está, te a gustado?
-Claro que si, tontorron- La verdad que su carta a sido genial, soy la persona a la que más quiere, después de su madre, joder, ahora, después de esto si que no me voy a desenamorar de él- Gracias por todo- Le digo, y le abrazo, un abrazo que dura bastante tiempo, pero estoy a gusto entre sus brazos
-Ariadna, me estás ahogando.
-Uff... que quejica eres.
-Me estabas ahogando...
-Eres un exagerado, vamos a dar una vuelta?
-Claro- Bajamos las escaleras, donde estaba la madre de Hugo.
-Hombre Ariadna, feliz Navidad.
-Igualmente- dije.
-Mamá vamos a dar una vuelta, vengo después, Adiós- Bueno, en realidad no fue del todo una vuelta, fuimos a mi casa y cogi los regalos para las chicas, y la mochila donde estaba el pijama, cámara...etc y me acompañó hasta casa de Amelia. Estuvimos hablando de que nos habían regalado, Hugo se sorprendió que Marcos hubiera llorando, bueno yo también, llegamos a casa de Amelia, llamé al timbre.
-Hola- Dijeron las 3 a la vez, al parecer había llegado tarde, como siempre, Hugo le dio de besos a todas y a mí me abrazo y me dio un beso en la frente, cuando se fue, subimos corriendo a su cuarto y le di las pulseras
-Tía, muchísimas gracias- Dijo Carla asombrada.
-Acordamos no comprarnos nada- Dijo Lorena enfadada, pero bromeando.
-Ya lo sé, pero es que son preciosas- Dije.
-Pues si, la verdad- Dijo Amelia, Amelia no enseñó el colgante que le regaló su novio Víctor y yo les enseñé la carta que me hizo Hugo.
-Dios tía esto parece una declaración de amor- Comentó Amelia acabando de leer la carta.
-A ver, a ver! – Dijeron Carla y Lorena- Hostias, es verdad.
-Que no- Le interrumpí yo- es solo una carta de mejor amigo exageradas, el resto de la tarde/noche fue genial, nos hicimos muchas fotos, también hicimos bramas llamando a la gente del instituto...por la noche hubo un poco de roce con Lorena y Amelia, por Víctor, pero no fue nada, no acostamos a las 5 menos algo.
Al día siguiente, nos levantamos a las 2 de la mañana, la madre de Amelia nos llamó para comer, en la comida les dije que tenía un cita con Marcos, y todas se ofrecieron a venir a mi casa para ver el vestido y ayudarme a prepararme, entonces después de comer fuimos todas a mi casa.
-Hola chicas- dijo mi madre cuando entrábamos las 4 a mi casa.
-Hola- dijimos todas y subimos donde les enseñé el vestido.
-Tía, tienes que prestármelo algún día- Dijo Carla, quitándomelo de las manos- vale?
-Y a mí- También dijeron Amelia y Lorena.
-Ya veremos- Después me plancharon el pelo, ya que se me había rizado un poco, y me maquillaron, a las 8 y media se fueron, hostias, se me había olvidado, cogi el portátil y me puse en el tuenti, Zack me había aceptado, y me había puesto un mensaje ‘’Como sabías que era yo el Papá Noel, y que no te había dado otro nombre?’’ Lo sabía, sabía que era él, me metí otra vez en su tuenti, joder que guapo que era, le respondí ‘’Cuando te dí el dinero me fije en tus particulares ojos negros, en tu foto de perfil resaltan ;)’’ enseguida respondió ‘’Vaya que chica tan listas, te sigo pareciendo un viejo?’’ Todavía no me creía que me hubiera leído la mente o yo que sé lo que hizo, le puse ‘’Eres un poco mayor para mí, como sabías lo que pensaba?’’ Miré el rejoj y eran las nueve menos 10, apagué el ordenador y bajé al salón rezando para que esta vez yo llegará tarde.

1 comentario:

  1. Esta genial la historia^^
    A ver si sigues pronto :D
    Me encanta :3

    ResponderEliminar